miércoles, 26 de diciembre de 2007

TOÑI


La primera imagen que tuve de ella fue errónea, tan errónea como la postal de Venecia que sostenía en sus manos, y es que no hay lugar donde las postales se equivoquen más que en Venecia, ya que la verdadera ciudad de Venecia está fuera de las postales.
Recién llegada de la ciudad de los canales, se mostraba, desafiante y altanera, daba una impresión de autosuficiencia, fundamentada en unos ojos que dada su profundidad, aun da miedo mirar su color, siguen siendo un abismo de miel y luz que expanden los espíritus e iluminan estancias oscuras; poco a poco comencé a darme cuenta de lo equivocado que estaba pues si como mujer saltaban a la vista los adjetivos que podías agregarle, como persona eran aun mejor que como mujer, aunque seguía sin mirar el color de sus ojos, mi penúltima equivocación con Ella, fue en cuanto a su vocación, la cual no acerté a conocer, fue una noche de julio, de calor y mosquitos, cuando vestida de blanco, con aires de institutriz británica, mitad voluptuosa, mitad beata; mostró la docencia de su alma, administrando un error más de mi torpe perspicacia; estaba convencido de que era abogada o algo así, y sin embargo su vocación se mostró atada a la educación, se convirtió en compañera impagable de un verano tortuoso, hasta tal punto que desde mi retiró en el Bierzo la eché mucho de menos, ahora ha dejado de ser un punto suspensivo, y espero que esta torpe descripción no le halla disgustado, sigue dando miedo acercarse a mirar en sus ojos.

6 comentarios:

el aguaó dijo...

Bonito homenaje amigo.

La foto... excelente, como siempre.

puntos suspensivos dijo...

Tus palabras me alagan y más sabiendo que vienen de un amigo como tú. Espero que mantegamos esta amistad por mucho tiempo.

Saludos

carmen la cigarrera dijo...

Espero que la amistad te dure algo más de lo que me ha durado a mi...es decir 24 horas.
Bonita foto canónigo, parece el principio de una tormenta.

macarenodetriana dijo...

La foto me recuerda a la tormenta que siento en mi interior y que parece no tener fin...

cerreño de san esteban dijo...

Que buena foto canónigo. A saber de donde la habrás hecho!
Y que guapo es tambien el "estar por alguien" (por no llamarlo de otra manera). De todas formas tienes la suerte de tener "filin " con esa persona, de entenderos y llevarse bien.
A mi no me dejan amigo, y el caso es que lo intento.
Un fuerte abrazo.

cerreño de san esteban dijo...

A propósito Toñi, buenísimo tu apodo, ja ja. As dao de lleno.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...