miércoles, 30 de diciembre de 2015

LIBROS VIEJOS

Alguien me dijo una vez, "el tiempo se para en las cosas", y las noches cercanas al final de un año son ideales para recordar.Recordar es como morir un poco, acercarnos a esa franja de la vida que ya se nos escapó entre los dedos. Este año ya es como libros viejos, como los de la foto, de la clase donde un tocayo mio impartía sus clases mientras dolía su Leonor y surgían de su cabeza proverbios y cantares. Allí estaban sus libros viejos donde atesoraba aquello que enseñaba a sus alumnos. Se escapa el año hasta siempre porque nunca volveran los días de 2015. Ansiamos salud para nuestras querencias el año venidero. Y que nuestros libros viejos sean lo más alegres posible el año que viene cuando hagamos recuento en diciembre de 2016. Feliz año.

martes, 29 de diciembre de 2015

PUNTO Y FINAL

La noche tenía cierto aroma de derrota. Noche gris de aire tenso que ululaba desvistiendo árboles en Sevilla Este. En televisión recordaban el día de los inocentes, de esos inocentes que aparecen en la biblia, porque está sociedad no confesional tiene regusto a católica. Y allí estaba yo, recordando, y asumiendo el paso del tiempo. La Navidad y su meláncolia, las enfermedades que nos rodean y ese estrecho sinsabor de sueros y quimios. El cielo seguía marrón como la parda estameña de nuestras hermanitas y a mis 43 años seguía tratando de encontrar ese destino laboral que nunca llega. El zapping me acercó al "drama" de la clase política, a un millón de euros en un altillo y a unos de unidad popular, votando por desunir un pueblo.Mientras seguían los anuncios en el intermedio de esa serie que reveia(bendita ficción)leí el sensanto artículo de Ignacio Diaz Pérez, gracias por la cita, y pensé en lo fácil que sería ponerse de acuerdo, en respetar y ser respetado; lástima de ciudad que siendo tan bella engulle a sus hijos...Entonces recordé esta foto, de móvil, de esta misma mañana, mientras la Giralda se convertía en penumbra atrapada en un sol que se filtraba por las nubes. Recordé que hoy hace 12 años que mi hermana me convertía en tito, una noche de esas en la que yo volvía de cantar en un bar del Arenal con mi compadre Rafa, que ese día comenzó a salir con su actual mujer. Miré a mi Lola, la miré mientras dormía y no pude hacer otra cosa que sonreir. Aquella sonrisa era el espejo de la felicidad que inundaba mi alma y puse el siguiente punto, el que terminaba con esta reflexión en voz alta.

viernes, 18 de diciembre de 2015

DIAS DE ESPERANZA

Estos son días de recordar. Son días de personas que cruzan por tu recuerdo como no lo hacen en otras épocas del año.Recuerdo a mi cuñado y futuro compadre, que un dia como hoy me iguala la edad.Recuerdo a mi amigo Jesus que hace quince años perdió a su padre y duerme cada 18 de diciembre en la Esperanza de que su padre esté a buen recaudo, allá donde van los que se nos van. Como se fue Alberto, hoy tomaré Arenas por ti, porque era un día de rituales y haremos porque no se olviden.Hoy es día de esperar la tregua de la vida cuando aprieta, hoy es día de esperar un futuro mejor, hoy es día de esperar que la felicidad no pase...hoy es ese día el que le pedimos al Señor cuando no sabemos a quien más pedirlo.

sábado, 12 de diciembre de 2015

FIGURITA DE BELÉN

Ahora que llega el tiempo de la fraternidad universal, el de los abrazos y los buenos deseos. Me paro a pensar en los recuerdos y si esto va de reencarnaciones. En la próxima me gustaría ser, figurita de belén. De los de antes. Hecho a conciencia por un artesano, que vestía tus piernas de barro de telas encoladas. Vivir en esa caja añeja de mantecados el mesias, en cuya tapadera la Esperanza de los mortales se muestra al mundo. Esa caja que siempre ves en el altillo y que a veces abrían buscando otra cosa. Salir del letargo cuando el frio empezara a apretar y en las casas oliera a cisco y alhucema. Te pondrían con sumo cuidado para que aquello que legó el abuelo no sufriera daño. Me gustaría ser el que remueve la olla. Oler a comida desde la purisima a adoración de los Reyes. Sin guerras, sin bombas,..., sólo sentarte..., allí a ver la vida pasar a esperar que nazca el mejor de los nacidos. Y la familia se reuniria cerca tuya a cantar villancicos, porque el paso del tiempo sólo se supera con gente que te quiere alrededor. Y volver a tu caja, rezar porque te pongan al lado de la Nancy que este año se ha jubilado. Otras Navidades, recuerdos de serrín y barro...

jueves, 3 de diciembre de 2015

RADIOGRAFIA HISPALENSE

Esta ciudad es su cosas, te gusta la semana santa versus debes de ir contra la tradición. Si eres capillita no puedes ser que leas a Piglia. Será que soy el único capillita que no usa gomina,(¿para que?). Si alguna vez dices algo en voz alta eso te encasillará para los restos. No despiertes demasiadas envidias. Trata de involucrarte en la chusma que critica. Esa chusma de una sola voz que trata de minimizar o empeorar todo aquello que hagan bien o mal, alcaldes, hermanos mayores, entrenadores de fútbol, presidentes de comunidad... Critica a Espadas y a Zoido por igual; pero critica con mala baba, mira ahora ese bache que no has visto en cuatro años u olvidalo ahora después de denunciarlo los últimos cuatro años.No se quien querría ser regidor de esta ciudad donde te doraran la pildora y te arrastraran por el fango a partes iguales. En breves fechas voy a participar de dos libros de semana santa uno de corte más innovador y otro de corte más clásico, tengo claro, meridiano, que nos van a endiñar en ambos. Esa Sevilla criticona que se mira el ombligo, que aunque como Gala decía es un ombligo digno de ver, cada vez tiene más pelusas. Vamos hacía una ciudad que reniega de toda su tradición y su historia; o que se centra en esa tradición y esa historia para no avanzar. Deberíamos buscar un futuro sin olvidar nuestro pasado. Ayer despidieron a compañeros del mundo, los de Abengoa se lo han llevado calentito, y la preocupacion de muchos es saber si el año que viene tendrán caseta en la feria. Preocupación que pudiera parecer hasta irresponsable para muchos, pero en esta ciudad a los de a pie sólo nos quedan esos momentos para comprender que en la vida a veces puedes sonreir. Ay Sevilla si no te quisiera tanto...

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...