jueves, 6 de diciembre de 2007

LLUVIA


No es mi cofradía, aunque somos vecinos de barrio y su Hermano Mayor es nazareno de mi cofradía, a pesar de todo, sufrí muchisimo viendo al Señor del Desamparo bajo una cortina de agua, que cuando mirabas la foto parecía que estaba desenfocada, bajo una lluvia muy intensa, lloré como un cerreño más y disfracé mis lagrimas entre gotas de lluvia, el alma del barrio se estaba mojando, y no era justo.

3 comentarios:

bogar dijo...

Hay palabras que lloran y lagrimas que hablan.Saludos

Glauca Maria dijo...

Dicen que fue impresionante la tromba de agua.
Una punzada en el corazón del quien lo contempla impotente.

el aguaó dijo...

El Martes Santo es el día que sale mi hermana pequeña de nazarena. Sale en San Benito, así que normalmente me voy temprano esa mañana a los alrededores de la iglesia para aparcar cerca. La mañana del Martes Santo pasado escuchaba la radio. Como siempre. El misterio ya había salido. Escuchaba el Llamador cuando empezó a chispear.

No me lo podía creer. De pronto en la radio saltó la alarma, y cuando me vine a dar cuenta estaba llorando mientras escuchaba al capataz del Cerro dar ordenes desesperadas para apremiar el paso hasta la parroquia.

Muy triste...

Un abrazo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...