miércoles, 5 de diciembre de 2007

ESPADAÑA


Contigo me cruce una de esas tardes en las que la vida cae como una finisma lluvia que siempre te cala, te había mirado multitud de veces sin embargo aquella tarde estabas especialmente hermosa rodeada de anaranjados recuerdos, te llevé conmigo en mi tarjeta de memoria para siempre, por un instante la vida dejó de apabullarme y sonreí mientras tu seguías ahí erguida como si miraras tu también ese cielo, que aquel día congeló por un rato mis tristes pensamientos

2 comentarios:

bogar dijo...

Es la ultima vez que te escribo,ya estoy harto de poner siempre lo mismo.Sombrerazo,torero que eres un torero.
P.D.Es broma,me vas a rener que seguir aguantando.Saludos

Glauca Maria dijo...

Tu recuerdos están llenos de instantes como los mios de notas.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...