viernes, 7 de diciembre de 2007

ENTREVISTANDO AL PASADO

-¿Quieres que acompañemos la entrevista con alguna imagen?.
- No, prefiero que no, he visto el formato que usasteis con Rucio, y así la quiero.
- De acuerdo, por cierto, tu no eres sevillano ¿verdad?.
- Es una buena pregunta, yo vivo en el mundo, estuve un tiempo destinado en Judea, y antes de eso en Roma, aunque donde de verdad me he sentido a gusto, ha sido aquí, en Sevilla todo el mundo, bueno, casi todo el mundo me entiende, yo en Judea era un incomprendido, tomé una decisión y fallé, pero aqui no me lo echan en cara.
- Tengo una sensación rara con usted, ¿de que exactamente se siente culpable?.
- De condenar a un inocente, sin embargo cuando salgo de mi palacio en San Esteban, nadie me lo recuerda, nadie me dice lo cargaste con la cruz, es más, usted sabe que yo soy muy capillita, soy hermano de varias cofradías y salgo en tres, bueno pues me han llegado a decir " menos mal que lo condenaste sino que hubieramos hecho en Sevilla, después de la cuarta luna llena", yo visito a Javier en su consulta de la Alfalfa, porque está intentando que asimile, vivir en Sevilla, yo se que está mal lo que hice, pero aqui casi me sacan en hombros.
- Hay muchas leyendas sobre usted, digame alguna falsa.
- La de la palangana, no es cierto, en la época que yo gobernaba sólo las había de zinc, y yo soy alergico al zinc, me lavé con vino, con un brick de Simon Maximus, o Don simon que decis ahora, además a mi me daba pena de él, pero siempre he sido muy cobarde....
Un grupo de japoneses, cámara en ristre atravesaron la puerta del museo basilical, no era el momento de seguir hablando, sin que nadie me viera le susurré, volveré.
Me guiñó un ojo y salí de allí estaba claro que esa entrevista debía de continuar, igual que la primera seña de la Semana Santa es un traslado civil (quiosco de Curro), aquel sin duda era el personaje que originó nuestra Semana Santa, ya que sin su condena, seguramente estaríamos en Matalascañas en abril. Aun me quedaban preguntas, como que sintió cuando canonizaron a su esposa y a él lo culparon de todo. CONTINUARA

3 comentarios:

cerreño de san esteban dijo...

Ah! pues es verdad. en realidad este nota es el que tubo la culpa de todo.
De todas formas sigue siendo de la casa de "Pilatos". No iba yo demasiao desencaminao.
Un saludo

Glauca Maria dijo...

Una entrevista sin foto da mucho que imaginar...

el aguaó dijo...

Te dije que estaba deseándolo... y no me has defraudado. Magnífica entrevista, aunque se han quedado muchas preguntas en el tintero...

Un abrazo amigo.