martes, 11 de diciembre de 2007

NIEBLA


Perdido en una madrugada mágica, la niebla de tus calles dio alas a mis sueños, y mientras muchos dormían yo buscaba tu imagen, esa imagen tan inaudita e inesperada que no parezca ni tuya.
Mis sueños se habían renovado y ahí estabas tu, disuelta en una niebla que a pesar de ser te impropia, te hacia hermosa.

2 comentarios:

Glauca Maria dijo...

Cuantos instantes maravillosos nos deja la niebla.

cerreño de san esteban dijo...

Guapísima la foto. Parece que va a salir de un momento a otro el capitán Alatriste por ahí.

La Gandinga de Triana

El sol apretaba, aunque al cruzar la esquina el frescor de la Marisma Madre rivalizaba con el picor del Astro Rey. La Carreta con "la C...