viernes, 14 de abril de 2017

SUSTO DE MADRUGADA (QUEREMOS SABER)


Este reportero huérfano de medio, se sienta a escribir para el mundo a una hora en la que debería estar encaramado a la casa de mi amigo Fernando fotografiando los nazarenos del palio de la Esperanza de Triana, esperando a la Esperanza de mi infancia; y sin embargo estoy ante el ordenador y con una tila para conciliar un rato el sueño, porque el estado de alerta no se baja de las sinapsis de mis dendritas. Y es que, otra vez la Madrugá. Que la foto noticiable sea algo parecido a la que sale en este post..., un nazareno sin capirote y con los ojos de haber llorado, eso no se lo perdono a nadie. Que la madre de mi amigo Rafael, farol de la Esperanza de Triana este lesionada en una rodilla por una avalancha, que los músicos de San Juan Evangelista hayan tenido que suspender su estación por variados problemas, los nervios de mi Suegra, los nazarenitos macarenos llorando de miedo la noche de la alegría, los hijos de mi amigo Manolo en su primera madrugá, esos cuatro chiquillos peinados a lo Ruben Castro que me preguntaban que hacer, con la cara blanca y las voces temblonas,..., y tantas y tantas historias que seguro cuentan momentos muy dificiles en una madrugada de miedo y desasosiego. Espero que esta vez no quede todo en un yonki que cuchillo en mano hizo que la histeria colectiva llegara de la Gavidia al Triunfo, una coló justita, dos no cuela. No tenemos prisa Señor Espadas pero queremos saber, porque sólo desvelando quienes y que han hecho hoy podremos volver a confiar en salir en Madrugá.

jueves, 6 de abril de 2017

ETERNIDAD GENOVEVA


Se adentra la noche en madrugada y ahora mismo las imágenes mentales de hace un rato rondan mi cortex cerebral sin querer abandonarlo.
Vengo de ver como el Señor Cautivo y nunca Abandonado subía a su paso y me ha servido para entender el concepto de eternidad. La oscuridad de la iglesia, el Señor adentrándose entre hermanos de la Junta con cirios. Su Divina cabeza a la luz de los cirios. Instantes eternos, que duraran y perduraran de por vida en mi memoria. Pregonero emocionado y roto a llorar como si el alma la tuviera atravesada por una flecha de amor a Cristo. Mi Lola llorando, un fiscal del cruz nervioso cuando el Señor se elevaba entre las manos de mis hermanos, un coro que suena a música hecha con el alma y mi Edu leyendo a su Cristo, con la voz entrecortada por momentos. La eternidad habita en el vuelo de tu túnica, en la sonrisa de Reme, en tu figura recortándose entre tus hijos, en las manos que te tocan para poder verte, y en las que te tocan para aferrarse al clavo ardiendo de tus manos atadas.
Hoy el tiempo no ha pasado.  Hoy Señor ya va acabándose la primera hora del jueves y aunque dentro de cuatro horas suena el despertador no se como voy a conseguir dormir mi inyección cautiva de eternidad que traigo de tu mirada. Que mal ratito más bueno al verte subir al paso. Este año el lunes santo la misa de por la mañana y cuando Lola salga de trabajar y yo haya fotografiado mis obligaciones a llenarnos de Cautivo y de Mercedes, que hoy te miraba entre orgullosa y preocupada desde su paso.
Señor cuida de los que me quieren y de los que no. Amén.

martes, 4 de abril de 2017

MERCEDES


Hoy te escribo Madre mía
Cuando la noche va rotando en Madrugada
Y ya esperas en tu paso
De flor y cera rondada
Soy el último de tus hijos
En ser de tu barriada
Pero tu cara se vino
A cruzar con mi mirada
Tu hijo ya me tenia
Entre sus manos atadas
El me previno de sombras
Tu me enviaste a mi amada.
Y es que yo lo tengo claro
Que en el Tiro ante tus plantas
Nació el amor en mi vida
Con sus manos apretadas
Me trajiste su sonrisa
Me llenaste de Mercedes
Por eso Madre te escribo
aunque no lo que mereces
Yo soy mas de darte besos
En septiembre entre tus manos
El resto lanzaos de lejos
Ya se va acabando el lunes
el próximo será Santo
y volveremos a prendernos
de tu manto, enamorados.