viernes, 25 de julio de 2008

EMOCIÓN


Notaba el calor de las brasas cercanas y se podía sentir como chorreaba la grasa a un kilómetro de distancia. Se sentía crepitar la sal y el sol haría que un regimiento de hambrientos asaltara un alcázar. Me sentí como la primera vez que murió Chanquete aturdido y emocionado, cuando las grasas inundaron mis arterias la vida me pareció maravillosa.

2 comentarios:

el aguaó dijo...

Vaya fotito miarma... que todavía no he comio y mira la hora que es.

Un abrazo.

Moe de Triana dijo...

Corta pan miarma.......Corta pan.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...