jueves, 3 de julio de 2008

ATARDECIA II


Rompía el cielo un naranja intenso que iba descendiendo por el poniente, era un color hecho de recuerdos y de sueños, mientras el día iba poniéndose te recordaba como el día que te encontré entre las luces que se iban poniendo cuando el día acababa.

2 comentarios:

El Caliz de la Canina dijo...

Miarma esto es algún pabellon de la Espo,no.

Usted me dirá .......

La Canina seguirá cavilando .....

el aguaó dijo...

Otro nuevo atardecer que voacé sabe retener con su eterna pupila de cristal. Y de nuevo tengo que darte la enhorabuena.

Un abrazo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...