viernes, 18 de julio de 2008

NO SE CUANDO...


...empecé a contarte entre mis eternidades, ni cuanto demoraste sin querer el tiempo para que sólo contara con tu sonrisa a la hora de sostener dolores, no se siquiera si sabes lo importante que eres para mi, ni lo inútil que es un día cuando no te veo sonreír, no se si sabes que cada día entiendo menos de vida, y que aspiro a morir ignorante, sin saber nada, sin haber aprendido nada, porque a veces vivir la ignorancia da esperanza, y por ti me volvería más ignorante de lo que soy, sólo por ilusionarme con la posibilidad de algún día poder besarte.

1 comentario:

el aguaó dijo...

Amigo mío... te has superado. El texto es tremendamente bello. Tremendamente sincero. Si le añadimos la preciosa imagen, tenemos una entrada sutil y elegante. Magnífica.

Un abrazo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...