miércoles, 2 de julio de 2008

LA CHULETA


Este personaje secundario, es el único que yo no hubiera podido ser de la Semana Santa, bueno masculino, es obvio que yo no paso por Claudia Procula, ni por Magdalena o Verónica, pero hay días que me veo guapo y podría ser romano de la Amargura o Sentencia, en otros días me veo desmejorado y más me parezco a un sanedrita o a alguno de los que acompaña a Herodes, otras veces si me dejo perilla aparento algún San Juan y/o Nicodemo, o incluso si la barba es prominente José de Arimatea, cuando pasé por el endocrino era aspirante a Canina y ahora soy más uno de esos que cargan con la escalera en la Carretería, pero como ese de la foto no podría ser nunca, porque nunca se me dio bien el latín y hubiera tenido que indultarle y entonces olvidarse de capirotes, levantás, tertulias, etc....

No hay comentarios:

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...