miércoles, 16 de julio de 2008

HOY


Ha sido un día extraño, muy extraño, debe de ser esa luna que crece en el horizonte, esa luna que tanto crece y que tanto me mengua, cada vez que se sitúa en ese punto de mira que son nuestras vidas, hoy he subido a la Giralda, a la torre de mis sentidos, a ese alminar al que tengo que visitar una vez que dejo la maletas en casa cuando vuelvo de viaje, sin embargo hoy la Giganta no me ha surtido efecto, sus rampas, sus treinta y tantos pisos, el tanque fresquito posterior en la fresquita, templo de la cerveza,........,pero nada me llenaba, todo transcurría como una neurona sin su sinapsis, deslabazado, aterido ante el frío de la vida, y de repente hice balance de conciencia y vi tantas cosas que me faltan y tantas cosas de las que disfruto, y me decidí a vivir con mis carencias puestas por sombrero porque al fin y al cabo como me dijo una vez la mujer más guapa del mundo, "tendremos cicatrices en el cuerpo, pero en el alma no verdad?".
P.D. La campana es de la Giralda, es la prueba de que he subido ehhhh....., sed buenos(que diría E.T.), hasta mañana.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

son 34 plantas mas las escaleritas del final....

El Caliz de la Canina dijo...

Una campana de la c/feria en el alminar de la Catedral .....

Olé ese arte,buena foto.....

La Canina seguirá cavilando .....

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...