lunes, 21 de julio de 2008

CARTA A MI HERMANO PEDRO

Hoy sólo una entrada, va por ti Pedro, y es que se acalló una voz que no esperaba, la última de las voces que yo hubiera supuesto que cruzaran con Caronte, la noticia me llegó estando en Conil, en ese pueblo que tanto me da cada año, era una especie de esperpento enterarse de que alguien como tu había muerto sentado en una sombrilla, aun mojado por el atlántico, era el peor sitio para enterarse de la muerte de alguien como tu, y allí me quedé de pie junto a la sombrilla de Repsol, mirando al horizonte, nadie debería de morirse con tu edad, no hay Fe, ni creencia que justifique la muerte de alguien como tu; en unos tiempos en los que las cofradías se llenan de populismo y opinión pública, tu aspirabas a trabajar para tu hermandad, a ser acólito, limpia plata, monta pasos, un cofrade de verdad de los que se manchan las manos,..., que pocos quedan ya ¿verdad?, aun recuerdo la última vez que te vi, suena demasiado fuerte decir esa frase cuando hace tan poco que viniste, me pediste alguna foto de nuestras vírgenes, pero sin exigir, pidiendo un favor que sólo mide 2 megas de memoria, me siento muy triste desde que supe de tu ida, supe que tus madres del número 13 de Adriano te pretendían para sus cultos allá arriba, pero eso no era consuelo, no sirven los tópicos y las frases bonitas cuando alguien como tu se va, alguien que está empezando a vivir y que se convierte en insustituible entre los suyos, fue Oscar, ese gran hombre que es Baratillo a muerte el que me informó de la tuya, y no se, Pedro que te digo que quizás fuiste una prueba para aquellos que vestimos la túnica azul de cola, porque superar tu muerte supone una ración extra de fe, que descanses en paz, Piedad y Caridad.
P.D. Espero que tengas acceso al e mail allá donde estés, porque cada vez que me guste una foto de nuestras Vírgenes te la enviaré como siempre, cuidate, un beso a Marivi y un abrazo a Pedro.

3 comentarios:

Herodes de la Bética dijo...

Pude verle en el programa de "Pasión en Sevilla", y saber que salió de acólito en la Hdad. del Gran Poder. No tuve el placer de conocerlo, pero creo, con lo poquito que sé y lo que acabo de leer, que hemos perdido un gran cofrade. Las Reinas Baratilleras, estoy seguro habrán salido a su encuentro, y éste año, en la canastilla de la Piedad, veremos otro angelote más.
Un abrazo y mi más sincero pésame.

El Caliz de la Canina dijo...

Una pena que nuestro Señor se lo lleve para predicar en lo alto del cielo .......

La Canina seguirá cavilando ....

Glauca dijo...

Descansa bajo Sus mantos Pedro, Ellas cuidarán ti.