martes, 24 de junio de 2008

SOLO UN CLAVEL


Ante tus pies crucificados, sólo un clavel, rojo y ausente como un atardecer en el campo, sólo un clavel ante tus plantas rendido, una lágrima roja de esperanza y sueños, sólo un clavel una tarde de verano temprano donde la vida era de auxilio y tu recuerdo permanecía entre mis dedos.

2 comentarios:

Herodes de la Bética dijo...

Sólo un clavel... algo simbólico, bello y sencillo como es un clavel rojo...
Sentida y estupenda entrada. Enhorabuena.

Pepe Luis dijo...

Que lección va dictando mi Catedrático... sobre su monte de enea ha brotado un clavel y se me ha venido a la memoria aquel poema del padre Cue:

"La calle de Placentines,
estrecha y larga parece..."

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...