martes, 3 de junio de 2008

OBRA DE ARTE


Cogió el cuchillo con destreza
y desmembró aquel mollete
con afilado estilete
lo situó en ambos piezas.
Se acercó hasta el embutido
que entre el vulgo fue nombrado
con nombre que desubicado
con ladrón es confundido.
Con el cuchillo cortando
quitó la tripa adyacente
y allí, entre tanta gente
su obra se fue creando.
Ya sólo quedó un instante
el de unir los componentes
nació de manera consecuente
el montaito de picante.

6 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Gracias por la visita. Mira que no me gusta el picante, pero me ha entrado un hambre que no digo ná.

Todavía me quedan dos horas para almorzar

El Caliz de la Canina dijo...

El jamón no vea cómo está con unos piquitos .......

Ufff miarma ......

La Canina seguirá cavilando ......

siempre de frente dijo...

una poesia con mucho arte,ehnrabuena por tu blog.

fran dijo...

... me salen doooosss....

Moe de Triana dijo...

Que maravilla de entrada, estos versos tuyos sobre las cositas de los bares me llegan al corassonssito miarma.

¡Ole de verdá!

Corta eso más finito niño...

¡Un saludasso!

Dama dijo...

Te aseguro que incluso lo he olido...

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...