miércoles, 16 de enero de 2008

MONTESION


A Moris por mi rabieta del mediodía y a Perfe por los desayunos
Está calentita la foto aún, es el primer día de quinario de mi querida hermandad de Montesión y allí he estado un año más para verte Señor, arrodillado, implorante, sabiendo su destino y aceptándolo con resignación; esta es la foto buena de Montesión o al menos la que a mi me gusta hacer, los temas costaleriles y demás, son historia, el Señor y su Madre son eternos, en la plaza de los Carros.

5 comentarios:

el aguaó dijo...

El Señor y Su Madre permanecerán siempre.

Javier dijo...

O no.

macarenodetriana dijo...

Di que si Canónigo, muy buen comentario, un fuerte abrazo.

macarenodetriana dijo...

Ahhh, y se me olvidaba, a ver cuando te vienes a desayunar, ya que lo dices...

Anónimo dijo...

De una belleza digna de la Imagen que se vislumbra al fondo.

Un beso.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...