jueves, 10 de enero de 2008

LOS ANGELES


Estamos hartos de verlos, por muchos sitios, antes sólo en iglesias, ahora aparecen en muchos más sitios, yo me quedo con lo de carne y hueso, esos, que le dan a la vida de los demás el cariño y la compresión que se necesita en esta sociedad tan loca y desproporcionada; desde aquí un saludo para mis ángeles que aunque no lo sepan, están ahí y sin ellos mi vida no sería la misma.

2 comentarios:

el aguaó dijo...

Los ángeles, aquellos que nos protegen in ellos mismos saberlo...

Glauca Maria dijo...

Que siempre guarden a mis niños y los ayuden a caminar por el camino que escojan...

La Gandinga de Triana

El sol apretaba, aunque al cruzar la esquina el frescor de la Marisma Madre rivalizaba con el picor del Astro Rey. La Carreta con "la C...