lunes, 14 de enero de 2008

AYER

Ayer este humilde canónigo, estaba muy malito para escribir, no tenía a penas fuerzas para pelearme con la ley de Murphy que asalta un ordenador cada vez que Yo toco la tecla de encendido.
Ayer no me afectaban tanto las penas físicas que me tenían varios grados por encima de la normalidad, como las penas morales, esas que te asaltan y te desbordan sin que puedas pedir auxilio.
Eso fue ayer.............., hoy ha bajado la fiebre, y esa incansable moral que venía de fábrica, me ha hecho arrancar desesperanzas de los calendarios y lo que tenga que llegar, llegará y sino es que no estaba destinado a que me llegara; he hecho fotos profesionalmente hablando para una publicación que vuelve el miércoles, mi sobrina me ha dado un beso, ha ganado mi Betis,( ojo con respeto y cariño para mis querencias sevillistas) y he acabado la noche con mis alegrías muy cerca, que más le puede pedir uno a un día, bueno si algo más el epílogo aquí sentado con fuerzas no para escribir, sino para derribar una montaña, y seguir teniendo mi sueño entre los dedos, que espero que nunca se me caiga, aunque siga siendo un sueño.

TRAS UN DÍA DE AUSENCIA HA VUELTO EL CANÓNIGO

4 comentarios:

Carmen La Cigarrera dijo...

Es increible la capacidad de recuperación física y mental que tiene el ser humano. Creo que estamos hechos para aguantar casi todo lo que nos pase.Por eso, no nos define lo que hacemos ni como lo hacemos, lo que realmente nos define es como nos levantamos cuando caemos.

macarenodetriana dijo...

Bueno, pues me alegro de que ya estés mejor hombre..., y a ver si no te pones mas malito.

Glauca Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Glauca Maria dijo...

Me alegra tu mejoría, voy a disfrutar de los textos que acompañan a tus nuevas fotos.