sábado, 12 de enero de 2008

TU MIRADA


Tenías aquella mirada dolorida que muestra la más dolorosa de las noticias, tus lágrimas caían sin tregua, todo tu vida sentía caerse ante ti, en la tercera caída de tu sangre; mostrado el dolor de una madre, consolarte entre cera y antifaces cada año es el sino del que nace cerca de ti; el jueves santo sonará otra vez tu marcha hecha sueño para enjugarte las lágrimas.

2 comentarios:

Glauca Maria dijo...

No se puede llorar con mas dolor.

cerreño de san esteban dijo...

Esta entrada será tela de grata para nuestro querido Javier.
Un saludo