lunes, 14 de enero de 2008

MIRÁME


A TODOS LOS QUE OS GUSTA O CAVILAIS CON LA CANINA.
Mírame con tus cuencas
vacías como noche sin su cuerpo
tu sonrisa es mi guía, mi oasis
perdido yo en el desierto
Cuando caminas sin tregua
buscando tu la Campana
el sol se tiñe de negro
al sospechar tu mirada.
Tu procesión es solemne
sin marchas que a ti te alaben
y cuando vuelves de noche
pocos son los que te aclamen.
De tu cavilación, Cani
yo soy cierto testigo
aunque no se si cavilas u oyes
el Carrusel Deportivo
Por eso cuando yo muera
ojalá no crezca mi pelo
y pueda yo ser canina,
y no Magdalena en el Duelo.

3 comentarios:

macarenodetriana dijo...

Ja, ja, Canónigo me has hecho sonreír, no se si seria tu intención, la de hacernos sonreír a todos, pero conmigo lo has conseguido...

el aguaó dijo...

Eres un crack querido amigo. Sencillamente genial...

Glauca Maria dijo...

Un texto para pensar...

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...