martes, 8 de enero de 2008

BARATILLO


El contador me ha indicado que ya llevo 125 entradas desde que con ganas de desahogar tantas cosas, inicié este diario, la 100 se la dediqué a mi amigo Perfe que hace pocos días he comprobado con alegría que es de los buenos costaleros, de los que empujan "parriba" en las calles malas, la 125 quería dársela a uno de mis amores, aquel que bajo palio y rodeada de Arenal tiñió de blanco mi botonadura, hace poco he sabido que si ella quiere (y ojalá quiera) mis miércoles santos hasta el 2010 serán de cámara cansancio y lágrimas, muchas lágrimas; el pasado año cansado del trabajo corrí como alma que lleva el diablo desde la esquina de la Puerta de Carmona, esquivando (con perdón) Cristo de Burgos, Siete Palabras y Panaderos, para adentrarme en la calle Harinas, cuando llegué a la curva donde se asienta el Rincón del Pulpo y miré hacia Arfe no había nada, ya había pasado, y sonaba Caridad del Guadalquivir de lejos, seguí corriendo, casi extenuado y sudoroso, hasta que me planté en medio de la calle Adriano, perpendicular a la bodeguita el punto, había más hueco pero no podía andar más, tenía un pequeño calambre en la pierna izquierda y los ojos inundados, era el primer año que no me vestía para Ella desde hacía 19, por años y conocidos y por carnés de prensa hubiera podido llegar hasta donde Don Rafael Palacios reparte sabiduría de vida pegado a un martillo, pero no podía seguir sentía que le había fallado, supe que no había sido así cuando un amigo, de esos que hay pocos, y que tenía la suerte de ser su costalero, me trajo una de las flores que lleva cerca, muy cerca, al verme con lo ojos aun muy rojos, me dijo, "eso será que ella sabe que no eres tan malo como para hacer tantos años de penitencia tan dura, porque pare eso de no mirarla en el palio..., joé mira que eres sufrio" "Ea pa que sepas que Ella es la que manda, no sólo las mirao sino que encima las fotografiao, si es que es Ella la que manda, pare"; nuestra noche acabo en copas largas en el bar Taquilla, y muchos abrazos y besos baratilleros, que me hicieron irme a dormir feliz por tener tantas buenas personas alrededor, este año también trabajo, como diría mi compadre "Ella lo ha querió".

4 comentarios:

el aguaó dijo...

Seguro que Ella también quiere que todos disfrutemos con tu genialidad fotográfica amigo.

Un abrazo.

puntos suspensivos dijo...

Claro que sí, las cosas no pasan por casualidad, siempre hay un porqué y por eso tenemos que aceptarlas tal y como vienen.

Saludos

Carmen la Cigarrera dijo...

Ella ha querido que tengas trabajo hasta el año 2010. ¿Ves que regalo tan grande te ha hecho por acompañarla durante tanto tiempo?Recompensa.

macarenodetriana dijo...

No hay mayor penitencia que no ver a tu virgen(cada uno la suya), pero si Ella ha querido que así sea, no dudes que sera por tu bien mi querido amigo, yo me he encomendado a mi Señor y seguro que, al final, sera lo que tenga que ser, me alegro por ti y un abrazo.
Ah y los buenos costaleros lo que hacemos es disimular el cansancio para que nuestro compañero de palo se venga arriba y sufra menos, pero la procesión va por dentro...,otro abrazo para ti y este mas fuerte aun.