miércoles, 9 de enero de 2008

ACUERDATE DE MI




" lo maravilloso no es que confíen en sus dioses, sino en
que tienen confianza con ellos."
Antonio Nuñez de Herrera



Tenía la mañana olor a churros y recuerdos, una de esas mañanas que parece que el tiempo no ha movido desde hace siglos, sólo el run-run de los vehículos atoraba un poco los recuerdos.
Carmen se acercó expectante a su Virgen que esa mañana estaba en besamanos:
-Sabes que para mi no te pido nada, me has dado, mucho y bueno, te llevaste a mi Juan pero seguro de que lo hiciste porque era el mejor de todos, mi marido,...., bueno, era un hombre bueno, aunque yo tu sabes que mi amor iba por otro lado, pero con mi Paco no me ha faltado de nada, ahora vengo a pedirte por mi nieto, sabes por lo que esta pasando, si puedes Señora, acuerdate de mi, me haría feliz antes de irme contigo verlo sonreír una vez, como antes cuando venía a ver lo que los Reyes habían dejado en mi casa, en fin Señora que veo que tienes mucha visita, volveré pasado mañana, porque mañana tengo hora en el ambulatorio, y tu sabes, que allí se sabe cuando se entra pero no cuando se sale.

10 comentarios:

orfila dijo...

Qué maravilla de foto y de texto. Si yo fuese A. Burgos, el 9 de Marzo llegaría al atril, proyectaría esta foto y leería el texto.

Me has conmovido. Qué cosa más sencilla y qué grande al mismo tiempo. Un abrazo.

Glauca Maria dijo...

Hay tanto amor en ese monólogo...

macarenodetriana dijo...

Acuerdate también de mi aunque solo sea un poquito Esperanza, llevo cuatro años sin pedirte nada para mi...

el aguaó dijo...

Hay tantos diálogos ocultos en las entrañas de nuestra eterna ciudad...

Genial una vez más.

amormacareno dijo...

Estas palabras compendian las miradas de muchos que nos acercamos a la Esperanza. Madre, que tu belleza nunca abandone a esta ciudad.

Santidad dijo...

Comparto contigo esos sentimientos; compartimos Madre.

Anónimo dijo...

Me estoy haciendo adicto a este blog: fotos bellísimas y textos de gran calidad literaria y profundidad emocional. La verdad es que la Esperanza te ha tocado. Su mirada lleva prendida el aroma de las nueve musas. Que ella te bendiga siempre.

Su Sanidad dijo...

Vaya por Dios.
Tuvo que salir el tema sanitario.
Hombre, en el Centro de Salud se entra y se sale, generalmente sirve para llevar un control de los problemas de cada uno, pero se sale, algo más tarde, por retrasos, pero se sale.
Pero el problema de esta señora es la soledad y aquí, poco podemos hacer los sanitarios, salvo acompañar a la persona.
Besos

Canónigo Alberico dijo...

Sanidad os debo mucho, no va por vosotros, muchas personas mayores van por una receta y echan la mañana con vosotros y eso es de agradecer.


Que tengas buena guardia si ves este comentario antes de que acabe, sino para la próxima.

Un canónigo enfermito.

Su Sanidad dijo...

No fue buena la guardia.
Pero pasó, y hasta el sabat, otra.
Besitos