sábado, 19 de enero de 2008

EL CANÓNIGO


Las noches van y vienen, pero el alma permanece,..............
Asi me encontré al Canónigo, en un pequeño libro de tapas blandas que M.R. James escribió para acompañarme a Venecia, ese lugar que me enamoró desde que lo vi, supe que si algun dia necesitaba un seudonimo, ese sería el mio.
El Canónigo se sentía mal, la vida va y viene y anoche iba más que venía, de madrugada mientras volvía a casa paseando iba repasando mentalmente todo aquello que me dolía y al final lo pagué con aquello que quiero y tengo cerca, este blog; hablando esta mañana con mi Carmen la Cigarrera he llegado a dos conclusiones:
- Primera: Por mucho que huya el Canónigo esta dentro de mi y siempre pugna por salir, porque necesito desahogar, lo que nunca me atrevo a decir de palabra, lástima ser un Pilatos más.
- Segunda: Si algún día tengo pareja, ojalá sea como Carmen.
Os dejo una foto del Canónigo subido en el puente de la Academia, con las cúpulas de la Sallute de fondo, el lugar donde me creció el nuevo corazón.
El Canónigo ha vuelto, no os libráis de él.

4 comentarios:

Glauca Maria dijo...

Venecia...

Si yo te contará lo que allí me ocurrió, solo te diré que salíamos ya tarde de La Fenice, como soy tan despistada y me entretengo con el vuelo de una mosca, me perdí… literalmente. Menos mal que al final me encontraron… mejor lo dejaré para otro día.

Lo bonito de Venecia no es encontrarse, es que te encuentren.

Un beso y gracias por volver

Anónimo dijo...

Yo no se cuando voy a volver, espero que sea pronto, he perdido todas mis esperanzas, y eso que siempre he confiado en mi Esperanza..., pues que Ella me perdone y se que lo hará pero ya ni eso...

el aguaó dijo...

Amigo ánimo y p'alante. Aquí seguimos los amantes de tus entradas.

cerreño de san esteban dijo...

Me has recordao un monton a una chirigota de Cai cuando dices lo de que "esta dentro de mí".
¿No has escuchao a los doctores Jekills?. Buenísima.
De toas formas tampoco es que tengamos interes por librarnos de usted.