martes, 1 de abril de 2008

DIFUMINADO


Se retorcía entre olas que dividian el agua. Era un recuerdo de esos que es enquistan en lo más escondido, en ese rincón del que no sale ni aire. Te miraba y remiraba y allí te veía sola, impávida a la distancia, tus formas, tus benditas formas, todo lo que te rodeaba parecía no inmutarse allí me sentí el más afortunado del mundo por apreciar tu belleza y por desear tus encantos; otra vez cerca del río, uno de esos barcos que pasean por el río, difuminó tu reflejo y yo seguí andando hacia el centro, aunque aun te guardaba en mi memoria.

1 comentario:

Ditaur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...