jueves, 17 de abril de 2008

CARIDAD


Vamos a ver, Madre, esta entrada es pa ti y pa mi, como te dije hace poco, que halla colgado la túnica por un tiempo no significa que no te quiera, que me halla hecho hermano de san Isidoro sólo significa que allí tu Hijo y sus hermanos me han llamado al alma, pero ¿cuando se siente más una madre?, cuando te ves agobiado y sobrepasado por la vida y entonces ¿donde acabo yo, Madre?, en el número 13 de Adriano llorando a tus plantas sabiendo que eres la primera de las devociones, la dueña del cortijo porque fuiste quien llego primera, aunque tu con todos tus nombres tengas la misma cabida en mi corazón; no sé si soy creyente, ateo, agnóstico, torrijos,..., lo que si se es que te quiero y se que cuidas de mi como mis padres aquí en la tierra lo hacen, mañana no voy pal centro, pero el viernes cuando vuelva de desayunar en el taquilla si Serrano ha abierto me pasaré a verte, te quiero Madre.

No hay comentarios: