jueves, 17 de abril de 2008

VA POR TI, PEPE LUIS

Gracias por hacerme llegar esta maravilla, al final sin foto para que se lea bien.


El alba hiere a la noche
la hiere de muerte blanca
las tinieblas y los duendes
de su camino se apartan
que se acerca ya la Señora
y a las puertas de mi Triana
como en una nube de ensueño
que a los romeros aguarda
Coronada de luceros
de marisma perfumada
la Virgen va entre dos luces
al despuntar la mañana
El sol le dice a la luna
dejame verle la cara
que nunca está mas hermosa
como al pasar por Triana
Y en triana está la Señora
y los trianeros
se abrazan
flores a la flor de las flores
lirio y romero, Paloma Blanca
Coronada de luceros...


Habrá mas dulce espera que esa a las Puertas de Triana.

6 comentarios:

Pepe Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepe Luis dijo...

Dicen que no hay mayores amores, que aquellos que son sinceros y que son correspondidos, dicen que no hay amores que más te marquen que aquellos amores primeros, ese que te elige y tú eliges, algo así es lo que me ocurre a mi con mi Hermandad del Rocío de Triana.
Nunca olvidaré aquellas novenas en Santa Ana con el incensario o la pértiga de la paloma, aquella fidelidad de siempre, aquellos amores que siempre eran correspondidos, hoy como cada año, el Simpecado volverá de Evangelista a Santa Ana entre una alfombra de romero y balcones engalanados, hoy volveremos a disfrutar como la primera vez que nos invitaron a coger el Simpecado, gracias Aurelio por aquella alternativa,(se que desde el cielo verás pronto a tus nietos ya solos portar ese Simpecado que cogían junto a ti), y recordaremos aquellas palabras de un viejo trianero de los de San Jacinto:
-Niño coge alto el Simpecado, para que lo vean bien las señoras de los balcones…
Triana, siempre Triana, Rocío siempre y el Simpecado alto, hoy se colgaran los balcones y las calles con romero, como aquella sevillana, hoy en Triana irá ese cachito de cielo en el que se enmarca la Madre de Dios y yo, enamorado, iré junto a El, hay amores que marcan y a mi me marcó mi Hermandad de Triana.
Hoy es el día que más se parece a ese canto de Triana, cuando la Virgen se acerca a las puerta de la Casa de Triana entre dos luces, el Simpecado espera y junto a él sus hermanos, esos que no lo dejan ni a sol ni a sombra, ni tan siquiera en aquellas mañanas que cruzan rapido por Evangelista por motivos laborales y entran a rezarle, siempre por sevillanas, aquello de:
"Dios te Salve María Sol y Rocío..."

Corina Dávalos dijo...

Como se llama la cancion y quien la canta? Me estoy volviendo loca por encontrarla! Mil gracias!

Corina Dávalos dijo...

Como se llama la cancion y quien la canta? Me estoy volviendo loca por encontrarla! Mil gracias!

Canónigo Alberico dijo...

pues no me acuerdo del titulo te lo busco

Corina Dávalos dijo...

Te lo agradecería muchísimo, no me acuerdo el título ni quien la canta, con lo cual no hay manera de encontrarla.