lunes, 7 de abril de 2008

LUNES DE FERIA


A CURRO
Hoy me he acordado de ti, del Maestro con todas las letras y con lo que eso conlleva; hoy que volverán a pisar el albero para dignificar la profesión que tú con muchos otros encumbraste.
Me llegan desde los tendíos comentarios; de que hiciste una gran faena en otro ruedo que no se parecía mucho al tuyo, rodeado de académicos, de chaqué templado a los taurino y rodeado de arte, que ahí seguro, no desentonaste, al fin y al cabo sólo cambiaba el espacio físico; allí te recordé en la última tarde que te vi, esmeralda y oro desde el tendío del 7; con respeto para tus compañeros de terna, no logro acordarme de quienes eran y sabiendo que fue un domingo de resurrección, seguro que no eran malos; pero no los recuerdo; mi madre, taurina ella, estaba enfadada contigo por tus famosas espantás, pero la convencí para ir a verte, yo ya había visto toros, y se presentía tu retirada; apuntaste dos verónicas y media, que además de ser el nombre de mi hermana es un arte cuando se ponía a compás en tu capote; cuando tocaste la muleta se fueron sucediendo naturales y derechazos como si el tiempo hubiera retrocedido o se hubiera parado en tus manos, había una eternidad en cada muletazo, se sentía la vida pararse cada vez que movías tu muleta, había olés, la gente estaba de pié, algunos lloraban, otros se abrazaban, mi madre aplaudía, y yo sentía que aquello era único; las entrañas me decían, que después de aquel toro no volvería a decir que la tauromaquia me daba igual, me enseñaste el arte del toreo, prendido de tu muleta, por eso entendí que te hicieran académico de las bellas artes, porque tu pedagogía de capote y muleta nos hizo entender a muchos el arte, prendido en cada uno de tus eternos muletazos.

3 comentarios:

Sevillania dijo...

Toreros habra muchos, pero como D.FRANCISCO ROMERO LOPEZ no volvera a nacer ninguno.
Ole Curro Ole.

Pepe Luis dijo...

Anoche lo escuché por Canal Sur, una entrevista relajada de casi media hora hablando del toreo y sus formas, pero sobre todo de una forma de ser, anoche Maestro dictó usted por la radio una faena hermosa, de manos bajas y muñecas sueltas, ayer de nuevo me conquistó como aquel día en aquel festival en aquella plaza de pueblo, ayer no había ni un Flautino ni un Radiador ni los seis toros de Urquijo delante, ayer Maestro volvió a ganarme, y me ganó con sus palabra y con su estilo, ayer descubrí que si usted es un gran Maestro de la tauromaquia, es aún mejor persona.

macarenodetriana dijo...

Para mi desde que se retiro Curro ya nada ha sido lo mismo en el mundo de los toros...