lunes, 21 de abril de 2008

MEMENTO OMO....


...., recuerda hombre que polvo eres, y en polvo te convertirás, en polvo de caminos andados, en polvo de sueños, de recuerdos, de lágrimas vertidas por los que faltan, de esperanzas, de amistad, de veredas de arena; recuerda hombre que cuando se aproxime el Pentecostés te adentraras en los caminos a buscar esa gacha mirada que es respuesta y camino para los designios del destino, y no importará la fatiga, la falta de sueño, ni el dolor físico de un camino, cuando te conviertas en polvo volverás un año más donde quieres estar en ese camino que te enseñaron de pequeño, donde se vive la hermandad que falta en muchas partes del mundo, una vez que te pongas a andar ya todo volverá a ser como siempre, cuando, hombre, te conviertas en polvo.

6 comentarios:

Moe de Triana dijo...

Preciosa esta estampa,que ganas de polvo y de camino miarma...

P.D:Ojeando entradas previas a esta, he podido ver una foto de la taberna la Fresquita, en la que apareces con una plebe de gran categoría, pues bueno, resulta que alguna que otra vé, que he podío escaparme de la tasca pa ver allí a Nachito, hemos coincidio bajo el mismo techo.

En la esquinita con retratos rocieros anda un recuerdo que dejé por allí hace un par de años.

¡Un saludasso canónigo!

Anónimo dijo...

Pero que bien predica este canónigo eh?? Deberían hacerte magistral de la Magna Hispalensis, jaja.
Un fortísimo abrazo!!

Anónimo dijo...

como ese chiste que decia que iban dos monjas al Rocio y le dice una a la otra: "Hermana,el polvo del camino...¿es a la ida o a la vuelta?"jejejejeej.....

cerreño de san esteban dijo...

Pulvis est et in pulvis reverteris.

Sevillania dijo...

Viva la Blanca Paloma
Viva la Madre de Dios
Viva el Pastorcito Divino
Viva Triana
Viva Triana
Viva Triana.
Que ganas tengo de volver a escucharlo.

Pepe Luis dijo...

Viene por el camino de Moguer, un suspiro que dice Huelva, Huelva...
Nunca podré olvidar aquella entrada de Huelva en el Rocío al atardecer, tal cantidad de jinetes y la gente alrededor de esa carreta cubiertos literalmente de todo el polvo del mundo.
Nunca olvidaré las palabras de mi buen amigo José Luis en aquel momento,
- Y ahora trianero, ¿vas también a negarme que es metira que el Rocío no es Rocío hasta que no llega Huelva?