lunes, 21 de abril de 2008

AQUELLA NOCHE


Como dice la rumba, "la luna que guapa estaba", aunque realmente lo que yo viví es como el tiempo se paraba, un porche, y Jesús con su guitarra explicaron la relatividad del tiempo mejor que cualquier teoría de Einstein, fue un paso adelante en la física cuántica rociera, esa que se activa cuando un amigo toca la guitarra y otros cantan a la Paloma y sus caminos, después duermes un poco y te vas a verla, y cuando después de verla un par de horas frente a la casa de la Palma, nos volvimos a encontrar, ambos veníamos plenos de Virgen, sus alas habían sobrepasado a dos seres humanos que buscaban respuesta y cobijo, con el alma llena nos fuimos para Sevilla.

2 comentarios:

Sevillania dijo...

Pedazo de noche de cante bueno verdad querido canonigo.
Solo tengo una pregunta para esta foto.
Veo muchas botellas de refrescos pero ¿que habia en la tetera?

Glauca dijo...

Muy observador...