viernes, 29 de febrero de 2008

TRANSFIGURACIÓN


No es ningún filtro, ni yo hice nada por captarla, no era más que el reflejo del sol en la cruz de Su Eminencia, además lo que es la predisposición, yo llegué a ver hasta una paloma en su pecho, en fin me voy a dormir aunque antes, decirle a los que mandaban a callar hoy cuando salía la Virgen del Rocío de la hermandad del Salvador que no tenían ni idea de lo que estaban viendo, al revés allí faltaba el tamboril y aunque yo los imité con la boca (por cierto los bordo), también faltaban los cohetes, pero bueno hoy estoy cansado; mañana os hablaré de algo que indignó a este canónigo el otro día, se presentaba un techo de palio,..., bueno mañana mejor estoy muy cansado y demasiado caliente para seguir hablando. Hasta mañana a tod@s

3 comentarios:

Glauca Maria dijo...

En fin...

Respira hondo amigo que hoy ya es un nuevo dia.

Un beso.

el aguaó dijo...

Curiosa imagen.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Porque no enviastes la fotografía cuando estaban reunidos los cardenales en Roma para la elección del nuevo Papa, que si no otro gallo habría cantado.
Era una premonición; un mensaje; ¿la Paloma?. El elegido, El señalado.
Un abrazo.
Javier

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...