jueves, 21 de febrero de 2008

COSTAL E ILUSIÓN


Es nuevo en esta plaza, aunque no en el toreo, a pesar de ello, tiene ese brillo en la mirada del toricantano el día de la alternativa.
Llaman a la cuarta, y allí entra con ese costal hecho de prisas y carreras de media tarde, va harto de kilos pero con mucha ilusión, con tanta que la desprende a su paso.
Se mete en la Alfalfa, quizás el mejor ruedo posible para confirmar alternativa, aquel sitio en el que los romanos hablaban de la vida y desde entonces Sevilla ha sentido como una de esas arterias que hace que la vida continúe.
Sube y baja Alcaicería de la loza y a mi pregunta responde “bieenn voy bien”; antes de preguntarle sabía que no iba a decir otra cosa, porque si una cosa tenía claro la primera vez que hablé con él de entrar en una de esas trabajaderas es que era algo que quería hacer y ayer me lo demostró con creces. Para colmo vi sonreír a un amigo y ese siempre engrandece el espíritu de este canónigo.

1 comentario:

cerreño de san esteban dijo...

Je je. Muy conseguido Canónigo esa respuesta del "bieenn", cuando vas hasta la bola.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...