sábado, 9 de febrero de 2008

DOLORES


No puede ser, una vez más los Dolores de una Virgen se cruzan en mi camino, en ese camino recto lleno de curvas, son muchos ya los cruces con tu nombre, esta vez reconozco que es la primera vez que veía a esta imagen, reconozco lo que desconozco, por aquello de que la Semana Santa ocurre a la misma vez en todos los sitios; allí te encontré dolorida en una foto, no te había visto nunca pero te quedaste prendida en el corazón de este canónigo, prometo ir a verte algún día a Osuna, gracias MJ por presentármela.

2 comentarios:

Carmen La Cigarrera dijo...

Es una imagen preciosa de José de Mora.
Tiene una expresión de pena tan profunda y natural.
El Viernes Santo bien tempranito es digna de verla por la Cuesta de San Antón.

cerreño de san esteban dijo...

Me imagino que nadie (a lo mejor tú sí canónigo) se percatará de este comentario en esta entrada tan a toro pasao, pues es Lunes despues de Semana Santa y la melancolía está en los niveles más altos. En realidad esta entrada es como si estubiera hablando conmigo mismo.
Pero tenía que hacerlo, lo tengo en la cabeza desde hace días. Y ya esta tarde me tiro al charco como diría aquel.
Lo que ocurre es que una persona me dijo que le estrañó que yo no comentara nada en esta entrada; Y la verdad es que más me extrañó a mí que esta persona por aquellos días esperara leer un comentario mío, o si quiera me echara en falta lo más mínimo. El caso es que de ello me alegré muchísimo.
Así que cumplo conmigo mismo lo que me dije y aquí está el tío, aunque sea en un lugar tan escondío como este y sin que nadie ni ella vaya a "leerme".
Al parecer esta Virgen le dice mucho, y su expresión "del puchero que tiene como para llorar" (como me dijo). Ya le habré pedido mis particulares cosas. Pero sobre todo le he dado las gracias por haber hablado con ella de nuevo, cosa de la que me alegro un montón, mucho más de lo que yo mismo creería.
Me ha pasado con ella como con la Semana Santa; con lo guapa que es y la cantidad de cosas que transmite, despues de pasar tan rápido, me da la impresión que no la he aprovechado en absoluto. Menos mal que por lo menos la Semana Santa vuelve seguro el añito que viene, porque lo que es lo otro...
El otro día la volví a ver y .... ¡Ahy Malena!. Valla la que me queda cada vez que escuche esa sevillana.
Desde aquí le mando un beso, aunque no lo sepa, telepáticamente tela de fuerte. Espero que le llegue.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...