lunes, 25 de febrero de 2008

CALLEJAS


A veces pienso en como sería mi vida sin callejuelas, un domingo de Cuaresma que comenzó en el Quitapesares donde igualaban los Villanueva, después de una eternidad prendida en la memoria de la bodega el punto, hoy cambiaban de feudo y el día acabó en esta foto un rincón en el que últimamente dejo recuerdos y pensamientos y que se abría para mi cámara como una flor en primavera, un domingo de penumbras y callejuelas erguidas ante mis ojos.

2 comentarios:

Sevillania dijo...

Que buenos recuerdo me trae este comentario, sobre todo esas listas puestas en el bar el colmo y esos pagos en el punto.
Tantos recuerdos que se me agolpan, recurdo a D. Vicente Perez Caro un tio tan grande que impresionaba y que cuando lo conoces era un cachondo mental, pero el mas serio delante de un paso.
Mi querido canonigo permiteme dejarle este pequeño homenaje a esa gran persona que aparte de ser tio abuelo mio era un gran capataz de Sevilla.
A la memoria del que tantos y tantos dias pasaba en el punto (por cierto bar de otro tio mio que murio no hace mucho)recibiendo a tantos costaleros como amigos tenia.
va por los dos.
D. Vicente Perez Caro y D. Rodrigo Bueno Diaz.

Glauca Maria dijo...

Precioso homenaje al sevillano modo.