lunes, 18 de febrero de 2008

BUON GIORNO


Buenos días a todas las princesas que conozco, a todas las que en algún momento de mi vida han sido luz de mis días y sombras para mis veranos; buenos días a todas las princesas que se fueron y las que aún permanecen; de un canónigo enamorado a los soles que me alumbran o alguna vez me alumbraron.

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Esa frase me recuerda a La Vida es Bella...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Pues a mi la frase escrita en la pared, cambiando pincesa por tristeza, me recuerda a una magnífica película de mi admirada y querida Deborah Kerr.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...