viernes, 1 de febrero de 2008

OSUNA


Este se suponía un blog cofrade, pero al final el cofrade soy yo y mi blog va por libre, así que me he acordado de una tarde, en la que desde la Colegiata vi como el sol se iba escondiendo, entre cerros lejanos; hace tanto de aquello...., tanto que parece que no es mi vida, era otra época, otros momentos, otras compañias, en aquel momento mi vida era una vida al uso, ahora estoy sólo y con una vida que difiere mucho del término estable, sin embargo estoy más feliz, eso si esta foto algún día la repetiré en digital, y recordaré aquel día en el que paseé por un pueblo que me fascinó, comí como una bestia y una señora me perseguía por la Colegiata para venderme lotería, años más tarde mis alegrías vinieron a mi vida con el sello Ursaonense en el alma, pero esa es otra historia que lo mismo cualquier día de estos os cuento.(y no va dedicada esta entrada a Antonio Santiago aunque le tengo mucho respeto)

3 comentarios:

puntos suspensivos dijo...

Gracias Canónigo por esta entrada... Osuna es mi pueblo, el lugar de donde vengo y siempre es bonito que hablen de él.
Me encantaría que visitarás la Semana Santa de allí, te impresionaría, aunque claro competir con la de Sevilla es complicado.
Desde aqui os animo a todos a que la visiteís.
De todas maneras, para los no cofrades, Osuna tiene muchísimas cosas que ver y que visitar y os aseguro que merece la pena.

Carmen La Cigarrera dijo...

Osuna, Villa Ducal que se encuentra en la Sierra Sur de Sevilla. Ciudad monumental y Conjunto Histórico- Artístico, donde dejaron constancia de ello: Tartesos, Fenicios, Romanos y Árabes.
Fiestas de San Arcadio en enero,Virgen de Consolación en septiembre,impresionante Semana Santa y Feria en mayo.
La gastronomía, forma parte de nuestra cultura:cocido ursaonés, repapalillas, ardoria, gachas de San Arcadio, Aldeanas...
Un sinfin de razones para visitar este pueblo, cuyo gentilicio es "ursaonense" no osunero.
A parte de todo esto,allí nací y allí tengo a mi familia y algunos amigos,siempre está en mi pensamiento y en mi corazón.
Por cierto Canónigo, la señora que te perseguía por la Colegiata, se llama Rosarito R. y es lo mínimo que te pudo pasar con ella.

Glauca Maria dijo...

Hace años...recuerdo el alba de un Viernes Santo en Osuna ...recuerdo la mirada de un magnífico Nazareno.