viernes, 15 de febrero de 2008

EDUCACION VIAL


Transcurría una tarde de Mayo, a eso de las 7 de la tarde y empecé a preguntarme si aquel costalero era un maniquí o era de verdad, porque llevaba un buen rato parado en la misma posición, al menos deduje por la hora y la señal que estaba bien aparcado, cualquiera aguanta a los progres que andan sueltos por esta ciudad si encima el costalero está mal aparcado.
Cuando iba acercarme a ver si respiraba, se acercó un compañero y levantó las manos entonces supe que era de verdad.
Además si hubiese estado entre las horas no estaría mal aparcado porque otra cosa no se, pero cargar, estaba cargando.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...