martes, 25 de marzo de 2008

SUEÑOS


A ti, que siempre estás conmigo, aunque desaparezcas tantas veces.
Miré asombrado el balcón, desde abajo al menos, parecía más pequeño, sin embargo ya arriba era interminable, allí estaban; mis padres, mi amiga María José con un vestido blanco de flores, que no recordaba haberle visto nunca, sus padres, mi prima Conchi,…., estaba hasta Chaparro, eso si en chándal.
Me causó sorpresa tanta gente en un balcón que desde abajo yo hubiera apostado que no cabían más de cuatro personas.
Además había mucha luz y San Benito volvía de regreso a su templo por la Calle San Esteban, que es donde, eso si, se sitúa el balcón.
En ese afán por la foto picada que tenemos algunos, me subí a la baranda, cuando estaba ensimismado en lo mío, se quebró la baranda y yo sólo fui a caer, sobre el pavimento imitación al mármol del paso de la Presentación; aturdido por la caída, vi como Pilatos con los brazos señalando hacia atrás se giraba hacia mi y me preguntaba “tú que haces aquí”, Jesús con sus manos atadas giraba la cabeza y sin palabras, en medio de su sufrimiento me preguntaba lo mismo que el Gobernador romano; Claudia se acercó para preguntarme “ ¿te has hecho algo?”, ante mi sorpresa, el capataz (que no tenía la voz de Carlos Morán), decía “venga de frente” y yo gritaba “bajadme, que yo no soy del paso, que yo me he caidooo”; cuando notaba como la chicotá continuaba, el frío de haber tirado las sábanas y la angustia me hizo despertar, nacía el viernes de Dolores, y yo ya tenía la pesadilla cofrade de este año, y es que normalmente siempre tengo una por lo menos en Cuaresma y este año tardaba.
El martes Santo fui al balcón en cuestión, por supuesto nunca quité un pie de dentro del piso, y he de confesar que respiré cuando el Señor de la Presentación llegó a la ronda y yo seguía en el balcón
Por cierto gracias por el balcón y si tienes un vestido blanco y con flores, ni me lo digas que esas cosas me dan jindama.

5 comentarios:

cerreño de san esteban dijo...

Je je jeeeeee!!!. Buenísimo compadre. Menos mal que despues de acabarse todo esto quedan los recuerdos y las risas.
Y hay que ve con lo absurdo que son a veces los sueños cómo se los cree uno en el momento!.

puntos suspensivos dijo...

No, no tengo vestido blanco con flores, así que tranquilo, pero mira que meterme a Chaparro en el balcón....

Carmen La Cigarrera dijo...

Anda que no ha dao pa ná ese balcón esta Semana Santa...
Yo me quedo con el Martes Santo, San Esteban ya recogia y esperando a San Benito a la vuelta, se produjo "El reencuentro balconil".
Ahí queda dicho eso para quién lo quiera recoger.

Glauca dijo...

En cierta ocasión te leí que te gustaba el sonido del Fagot.

Hoy, escuchando el que quizás sea el mejor concierto de Mozart para ese instrumento me he acordado de ti.

Te dejo para que escuches el 2º mov para que no tengas mas pesadillas y sobre todo para que tu alma se arregle.

Si lo quieres oir completo no tienes mas que decirmelo.

Un beso.

Sevillania dijo...

Seguro que no hubiese sido mal momento para meter los pies en la palangana,sentarse en el trono y que te dieran un buen masaje.
Entonces Pilatos diria mirando hacia delante y señalandote "coño traerle una cevecita de la abaceria a este muchacho,no veis como tiene los pies de tanto andar"
Ese sueño seria bastante mejor.
A puntos suspensivos dile que un vestido blanco con flores le quedaria monisimo y que aunque sea palangana Chaparro no es tan malo.
Un beso puntos suspensivos.