lunes, 31 de marzo de 2008

YO TE DIGO UNA COSA.....


....¿como se te ocurre quedar con tu hermana en la portada?.
-Por la hora, es temprano y de día y suele haber poca gente con lo que nos veremos.
-Ya, si yo te digo porque eso es de catetos.
María vestía de azul pavo y peinecillos rojos en el pelo, Juan chaqueta azul y clavel.
-Valiente clavel ten han dao, está chuchurrio.
Juan ni miró.
- Te digo otra cosa, los pagos a medias, que después te pones a invitar y el fin de semana nos vamos a la playa y no podemos salir del piso, ni por un helao.
- Los helados engordan.
- Ya pero yo con esta forma que tengo...
- Si, forma de búcaro-dijo Juan entre dientes.
- Podías acercarte a nuestra caseta a por una botellita para la espera.
- En eso pensaba yo, como no está lejos.
- Ni un capricho, me puede dar él, ni uno....
-Mira para no oírte me voy a acercar ahí enfrente que es libre.
Juan volvió a los cinco minutos con una botella sin etiqueta.
-¿Esta que manzanilla es, por Dios?
- Es que ahí enfrente es la asociación de herbolarios reunidos, y es una manzanilla experimental, buena para la celulitis, mujer en tu caso para prevenir.
María se enchufó a la botella, como si la fueran a prohibir. Sonó el móvil de Juan.
- Es mi hermana, que viene más tarde que nos vayamos y ella llama luego.
- Ella como siempre, llégate por otra botella que esta se ha acabao, y vamos a dar una vuelta.
Juan volvió con una de tres cuartos.
- Despacito en el beber eh!
- Que piensas que soy una nñata o que.
Una hora después en la cruz roja.
- Pues si caballero creo que su Señora convendría que durmiera aquí todo el día, está muy intoxicada.
- Puede dármelo por escrito, digo para cuando se despierte.
Aquel día Juan disfruto en la feria como hacia años, a la mañana siguiente una avergonzada y enfadada María llegó al domicilio. La Feria fue para uno un sueño y para el otro un mal recuerdo. Y es que cada uno cuenta la feria según le va(yo añadiría y según con quien va).

1 comentario:

el aguaó dijo...

Chapeau!!!

Magnífica historia. Yo diría, como el gran Paco Gandía, que es incluso verídica... ¿no?

Un abrazo.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...