sábado, 8 de marzo de 2008

CANÓNIGO REFLEXIVO

Llevo un par de días dándole vueltas a mi vida, además que la Cuaresma ya es agotadora, estos días han sido de descanso en este rincón porque necesitaba pensar; esta madrugada hablando con un amigo me ha dado la clave, no puedes estar pendiente de que la vida te dé respuestas, pregunta tu primero; por eso a todos los que leéis a este canónigo; voy a intentar decírselo, no puedo estar más días sin decirle que cada mañana cuando me levanto, recuerdo su sonrisa, casi tengo claro que me voy a estrellar, pero no puedo estar más tiempo sin decírselo así que venga de frenteeeee.

2 comentarios:

el aguaó dijo...

¡¡Ánimo y pa'lante siempre amigo!!

Tienes todo mi apoyo. Yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay veces que uno se cansa de esperar. Hay veces que llega el momento de decir lo que uno siente. Hay veces que uno necesita saber si se puede o no se puede, para que, en el peor de los casos, olvidar de una vez por todas.

Espero que nos cuentes el resultado de este salto de trampolín. Y espero, de todo corazón, que la cosa llegue a buen puerto.

¡Suerte amigo!

Un abrazo.

Sevillania dijo...

Duro con ella valiente.
Siempre de frente, y de vez en cuando metele un izquierdazo.