miércoles, 8 de octubre de 2008

OJÚ QUE HAMBRE


Fijarse lo que pone mi amigo el Santi en el bar Candelaria. Ponerle más palabras a estos boquerones(sin premio) y a estas zanahorias aliñas, sería como hacer un graffiti en la Capilla Sixtina.

No hay comentarios:

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...