lunes, 13 de octubre de 2008

A MI AMIGO


No quiero que mis palabras suenen a réquiem. Hablo de un amigo que ahora está muy malito y cuando me planteo escribirte. Sólo pretendo mandarte fuerzas. Y no se como hacerlo porque mi más reciente y ya viejo amigo. Se ha metido en mi alma como si hubiéramos tenido una juventud entera en común. Así que sólo puedo pensar en que ya mismo estaremos en casa Moreno(con las restricciones que te ponga el médico) y andaremos errantes por el centro buscando bares que cerrar. Tus artículos se han quedado metidos en mis entrañas y hay frases que me se de memoria. Me dio vergüenza no asistir a la presentación de tu libro. Aunque tu "expediente personal" ya es parte de mi librería. En fin Al, que todavía nos quedan calles por andar y mujeres a las que piropear, eso si, con arte. Así que dejate de tonterías de ponerte malo y eso. De todas maneras me acercaré a ver a nuestras Madres del número 13 de Adriano para que te echen una manita. Un abrazo pare.

2 comentarios:

Dama dijo...

Muy bonito detalle, tan bonito como eso de compartir piropo a las mujeres.
Que se mejore.
Un beso para tí, pare.

El callejón de los negros dijo...

Seguro que mejora.

Ánimos que ya está aquí el miércoles santo.

Antonio