miércoles, 8 de octubre de 2008

HASTA SIEMPRE


Y para siempre. Allí me lo encontré esta mañana. Sentado en una tumba. Corrí hacia él y saltó. Cuando me alejé volvió a subirse en la misma tumba y allí lo dejé mientras buscaba la salida para volver a la ciudad.

3 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Muy fuerte la foto, muy fuerte

La gata Roma dijo...

¡Me pillaste!

Kisses miles

el aguaó dijo...

Salir de una ciudad para entrar en otra.

En Constantine dicen que los gatos están entre los dos mundos...

Un abrazo amigo.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...