lunes, 6 de octubre de 2008

EL CRUCIFIJO


Permanecía en aquella mesa inmóvil. Rodeado de túnicas moradas. Se preparó la procesión y todo pasó por delante de él. Alguien apagó sus velas. Cuando se cerraron las puertas.

No hay comentarios:

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...