lunes, 30 de marzo de 2009

MUERTE Y RESURRECCION


Día de presagios. Ya se nota. Ya viene desde el tiempo hacia el presente buscando las calles que cada año la acogen. Recordamos las miradas, los sueños, las distancias, las lágrimas, las emociones..., todo aquello que nos da el cielo cuando desciende entre nosotros. Las piedras ya lo notan, las calles te miran con avidez. El ayer y el futuro se mezclan en el presente. Poco a poco con suavidad. El rito de la muerte, la sonora muerte de Sevilla va tomando cuerpo. El cuerpo de un arte hecho vida y una vida hecha arte. Los ecos del Porvenir y de las cornetas del Sol tras la Borriquita se van materializando poco a poco. Muy suave. Se acaban las soñadas vísperas. Templamos el alma en melancolía.

6 comentarios:

Zapateiro dijo...

Qué maravilla de foto Antonio. Me encanta.

Juanma dijo...

"la sonora muerte de Sevilla" y una fotografía excepcional. De lo mejor.

Un abrazo, Canónigo de mi arma.

FRAN SILVA dijo...

Oju miarma, erizo total...

Rascaviejas dijo...

Me descubro ante su Eminencia fotográfica. Una vez más. Y van...

Lacava dijo...

Alfa y omega. Principio y fin. Gozo y añoranza. Gloria y depresión... ¡Ya vamos a estar en el Rinconcillo quitándonos las penas, Canonigo!

Rafael G. Organvídez dijo...

¡Que bueno eres, Canónigo! Plas, plas, plas.