miércoles, 18 de marzo de 2009

CAJA DE LUZ


Allí apareció. Era como el engendro al lado de la belleza. Botones negros y letras naranjas frente a la estilizada forma de las Santas. Fuera seguía el día y dentro un botellín fresquito a un euro que pa como esta la vida no es mala cosa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Esas pinturas son de la pequeña bodeguita que regenta Julio junto a Casa Robles?

Buen ambiente y buena gente. El historiador

Dama dijo...

Me encanta tu personal objetivo de fotógrafo.
Esta mañana, pasé por la puerta del Fnac y no pude evitar la risa cuando ví a tu Cayetano...

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...