lunes, 2 de marzo de 2009

CUARESMA V


Transcurrían las horas desde que te expusieron a la veneración pública. Habían pasado muchas personas cuando yo pasé. Y tu Soberano Poder seguía intacto. Por allí andaba Orfila con su hijo. Un amigo anónimo del que conocí su cara. Por cierto lo fotografié en el momento de besar a su Cristo.

5 comentarios:

orfila dijo...

Pues sí, nos pusimos cara. Cuando miro la Suya, siempre me pregunto qué estaría pensando. Qué pasaría por su Divina Mente en aquella noche de tea y lanzas, de miedo y traición.

Preciosa la foto. Un abrazo.

P.d. Si V.M. tuviese a bien enviarme la foto de la que habla...
Viste que lo mío no es la fotografía, por lo menos la previsión...

orfila dijo...

Recibido. Muchas gracias.

Finidiblanco dijo...

¿ A que hemos coincido haciendo fotos este fin de semana y todo?

el aguaó dijo...

Pues puede ser que todos estuviésemos muy cerca.

Servidor también estuvo allí.

Curioso que el Señor del Prendimiento viera a los cuatro acercarse a diferentes horas.

Un abrazo.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

y qué que a mi no me viste, no?
Tener amigos para esto...