domingo, 1 de marzo de 2009

CUARESMA IV


Se apagan las velas. Suenan los rezos a ruegos y a esperanza. Acaban los cultos. La Cuaresma va sucediendo sin que nos demos cuenta. Pasan los días y ya estamos de función principal. Las horas se cuentan velando armas para la penitencia. El humo de las velas disuelve la Cuaresma en el éter. Mañana ya será recuerdos.

No hay comentarios:

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...