viernes, 6 de marzo de 2009

CUARESMA VI


A escondidas te miraba mientras el frío arreciaba en la calle y la Cuaresma avanzaba irremisible como cada año.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...