martes, 25 de noviembre de 2008

VIEJA TROVA SANTIAGUERA


Eramos pocos muy pocos. Aun sin trombones. Sólo trompetas y cornetas. En la Plaza de Jesús de la Redención aún no había hotel. Una serie de nombres que conseguimos entrar tras el paso de la Redención. Algunos ya nos abandonaron como José Ángel. La mayoría cambiamos de aspecto. Salvo "el Martinez", ese parece que se acuesta cada noche en manteca. Esta foto estaba hasta este fin de semana en la exposición del consejo de bandas. Fue una época de mi vida que recuerdo con mucho cariño. Recuerdo haber tocado en la Auxiliadora de Nervión con los apuntes de Biología de 3 de Bup. Eran mi Vieja Trova Santiaguera, de la calle Santiago, para más señas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y tú quien eres en la foto? Historiador

Canónigo Alberico dijo...

el tercero empezando por la derecha

Sabor Añejo dijo...

Moreno y guapo, y vestido de uniforme más aún. Que ese tiempo quede retenido en tu corazón. Son bellos recuerdos.


Un abrazo

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...