domingo, 16 de noviembre de 2008

MADRUGADAS


Muchas madrugadas Señor. Quizás demasiadas. Muchas somnolencias perdidas y muchos insomnios ganados para la causa. Muchas madrugadas Señor llorándote y muchas para preguntarte donde acaban los sueños y empieza la vida. Muchas madrugadas Señor para penar las sombras y añorar a los que no tengo. Muchas madrugadas Señor para contarte mi felicidad y para contar mis lágrimas como cirios penumbras que te guían. Señor hoy siento tu camino como abandonado. Hoy que siguen las voces de las sombras gritando entre mis dedos. Hoy Señor que sonrío al aire porque es mía su sonrisa. Hoy Señor sigo contándote mis madrugadas como un rosario de cuentas que te cuento. Hoy Señor te hablo desde el mismo centro de la tierra para pedirte que nunca me apartes de tu camino. Ese en el que las sombras son pequeñas y los sueños descomunales.

4 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

En San Lorenzo se detuvo el tiempo. Otra vez. Estamos acostumbrados. Está vez hacía frío. O no.

saludos
Antonio

Amargurista dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amargurista dijo...

Bienvenido a Tu casa Señor.
Dia grande para casi toda Sevilla, creo, pero inolvidables para los que sentimos al Lirio Caminante y a uno de los faros que nos guia en esta vida como algo nuestro.
Y gracias por las fotos con las que nos alegras los sentidos.

La gata Roma dijo...

Estoy un pelín perdida, pero nunca dejo de quedarme aquí un ratito.
Fue inolvidable, fue un momento breve que hizo como diez años.
Kisses miles